HELM, una empresa familiar alemana

Stephan Schnabel representa la tercera generación de la empresa familiar. Es Miembro del Directorio y es responsable del negocio mundial de Protección de Cultivos.

Observando la historia empresarial, que ya posee más de 110 años, podemos notar claramente que algunas de las principales características de HELM no han cambiado:

  1. Ser financieramente independiente.
  2. Desarrollar y apoyar nuevas ideas.
  3. Ofrecer empleo seguro y satisfactorio.

En 1950 Hermann Schnabel compró la compañía y comenzó a especializarse en la comercialización de productos químicos. Durante este tiempo se fundaron muchas de las filiales de la actualidad. La independencia de HELM, junto con un equipo altamente motivado e innovador hizo esto posible. En una de estas filiales (México), el hijo de Hermann, Dieter Schnabel, comenzó su carrera. Hoy HELM de México es la filial más importante dentro del grupo.

En 1984, Dieter Schnabel se convirtió en el Director ejecutivo de HELM. Cuando el contexto en el que se desarrollaban las actividades comerciales cambió tuvo que volver a enfocarse la dirección del grupo HELM. Bajo su dirección, las funciones de comercio internacional, distribución, logística, producción, desarrollo de proyectos, servicios científicos y técnicos fueron desarrollándose paso a paso. En la actualidad, más de 1.400 personas se encuentran empleadas en más de 30 países en todo el mundo. Uno de ellos es Stephan Schnabel, tercera generación e hijo de Dieter Schnabel.

Luego de trabajar en diferentes áreas dentro del grupo, en 2012 Stephan se convirtió en miembro del Directorio y quedó al frente de la unidad de negocios de Protección de Cultivos. Según Stephan Schnabel, trabajar en una empresa familiar tiene algunas ventajas significativas: "A diferencia de las compañías por acciones, nosotros no estamos obligados a concentrarnos en los resultados trimestrales. Podemos actuar con absoluta independencia y seguir una estrategia a largo plazo". Esta filosofía se refleja también en la sensata política de dividendos. Como resultado, el capital ha aumentado a USD 830 millones.

"Estamos brindando a nuestros colegas la libertad para desarrollar sus propias ideas en un ambiente de trabajo satisfactorio", expresa Stephan Schnabel. "Asumir responsabilidades a una edad temprana es una de las principales oportunidades que ofrece HELM".

"En el grupo HELM, son muy frecuentes las celebraciones de aniversarios de nuestros empleados, en algunos casos incluso hasta 45 años brindando servicio a la empresa”, explica Schnabel. Tener un trabajo seguro y satisfactorio ofrece a las personas la oportunidad de hacer realidad su pleno potencial. Esta filosofía seguirá siendo parte del ADN específico de HELM para las próximas generaciones.